Posts filed under ‘Los gritos del famobil’

‘We can be heroes just for one day’

¿Qué sería del mundo si no existieran personas que creen en valores? ¿Qué sería del mundo sin personas que se tragan valores? ¿Qué sería de todos nosotros si no hubiera personas acomodaticias o conformistas? ¿Qué seríamos en la ausencia de personas que sólo sueñan con tener un sueño? ¿Quién lo sabe?
Sin George Washington, las guerras por el control del petróleo no hubieran tenido ese halo humanista; sin Stalin, los gulag carecerían de epopeya popular; sin Felipe González, Aznar jamás se hubiera retratado con Norma Duval.

Christopher Nolan adapta al cine la nueva visión oscura (realista), humana y popular sobre el héroe Batman. Una historia que tiene la pinta de ser la segunda parte de una excelente trilogía para aficionados al cine, en general, y no sólo a superhéroes. ‘El caballero oscuro’ nos ofrece un héroe dolorido, cansado, dubitativo sobre su rol heroico. Un héroe que necesita vacaciones para recuperar la fe. Ser o no ser Batman. Ésa es la cuestión. Un héroe que necesita creer en la gente, que necesita sentir que no hay problemas, sólo soluciones, que necesita confiar en que el mundo no va a la deriva y no reírse con los chistes sobre activistas. En definitiva, un héroe intentando ser un héroe.
Al final, Bruce Wayne, como buen héroe, llega al martirio (elegido), el estadio final de los de su casta, para redimir a toda la Humanidad: los ignorantes, los desagradecidos, los malvados, los agradecidos… La eterna noria de la Historia.

El héroe nos lega una almohada suave en que nos recostamos cada noche confiando en el mundo que él ha establecido. Queremos creérnoslo. Nos gusta hablar de ello de forma distendida, unas veces, y otras, lamentarnos con aquello de que nadie es perfecto.
Es así para todos nosotros desde que Jesús de Nazaret derrocó a los héroes paganos. En cada bautizo, comunión y boda el párroco de turno nos recuerda el amor, el libre compromiso, la educación en la fe, el respeto o la obligación de paz y fraternidad. Por un momento, los asistentes se sienten ahítos de satisfacción por pertenecer a esas palabras y olvidan el embarazo de la novia, el rencor hacia ese familiar, el negocio ceremonial imposible de pagar…

Ilustración: Enric Jardí

Y todo ello engalanado, edificado de manera magistral. Una burbuja perfecta. Dórico, jónico, manierista, churrigueresco, etc., no falta ningún estilo. La gran obra del héroe es la burbuja que nos dona, la cual se adapta a todos los clientes. Lo hace en la política exterior de la Unión Europea basada en el maquillaje sobre derechos humanos en países aspirantes; lo hace en el descubrimiento y la defensa a ultranza del Tíbet a pocos días del comienzo de los Juegos Olímpicos; lo hace la Constitución en sus egregias palabras sobre la igualdad…

agosto 24, 2008 at 3:36 am 1 comentario

I love Expo 08

- Trévor, y con este dineral que nos ha tocao en los ciegos, ¿qué hacemos?
- Lo suyo sería hacerse un viaje. No sé, Disneyworld, el Tibidabo... ¡Marbella! ¡A ver si vemos a Yola Berrocal!
- No sé, no sé, Trévor. Todo eso ya está muy visto.
- Pues... ¿qué te parece la Expo de Zaragoza?

‘¿Vamos a Pacha o a la Expo?’
La Exposición Universal sobre el agua de Zaragoza se está convirtiendo en el lugar de moda para hacer turismo este verano. Ya no son sólo los repetitivos japoneses, sino también los propios españolitos los que, hambrientos de sensaciones, consumen hasta la extenuación (sin digerir nada) lo que la Expo puede darles. Los treinta y cinco euros de entrada no son obstáculo para el pertinaz visitante que intenta amortizarlos en todas las actividades a su alcance: deportes de riesgo (la espera durante más de media hora en una inmensa cola bajo un sol vengativo y con más de treinta y cinco grados de temperatura), jogging (paseos eternos por una explanada sin apenas puntos de sombra, a excepción de los estratégicamete localizados kioskos, en los cuales, por un precio abusivo puedes aplacar tu insolación y tu sed) o visitas guiadas (los amables voluntarios de Cruz Roja te pueden reanimar, taponar la hemorragia o acompañar hasta el centro médico para aplacar ese dolor al que parecen abonados la mayoría de los visitantes de este invento aragonés).

Fluvi, la típica mascota de estos eventos por la que sientes el típico deseo asesino contra su diseñador

‘La Expo… ¿de qué?’
‘La Tribuna del Agua, herramienta intelectual de Expo Zaragoza 2008, apunta con su misión al encuentro del conocimiento en materia de los temas más acuciantes de agua y desarrollo sostenible, para que se debatan, concilien, compendien, ordenen, destilen, editen, publiquen y difundan’. Después de tan emocionantes palabras uno sólo puede vomitar. El ecologismo se ha convertido en una especie de tendencia social, la cual, además, queda mona con todo lo que te pongas. La característica capital de nuestro desarrollo capitalista es su adaptabilidad (lo que dice mucho de su fortaleza, amiguitos anti-sistema): todo aquello que parecía oponerse al sistema, con el tiempo y la visión de unos pocos, acaba convirtiéndose en bandera del mismo y todo un negocio rentabilísimo para algunos. Así es, en definitiva, el ecologismo. ¿Qué señora de bien no presume de su deficiente reciclaje? ¿Qué jovenzuela no aspira a vestirse con esa falda al estilo hippie, diseñada por Vitorio y Luchino, para acudir a las reuniones de Aldeas Verdes”? ¿Qué sería de ese señor tristón por su deprimente trabajo si no pudiera hablar de “Una verdad incómoda” a la chica en el pub? ¿Qué ocurriría con los festivales de rock en verano sin el eslogan “por un mundo mejor”?

Foto exclusiva en el recinto de la Expo

Todo parecía muy simbólico: Zaragoza, Aragón y una exposición sobre el agua. Nadie mejor que aquéllos que han hecho del agua una batalla crucial para su desarrollo para concienciar y motivar comportamientos adecuados. Como dice tan frecuentemente el periodista campechano, Alfonso Rojo, “no le vayas con goteras a Noé”. Sin embargo, el espectáculo de Zaragoza parece, más bien, ideado por Walt Disney. El visitante se hartará (en el mejor de los casos) de danzas, coreografías y shows variados, eso sí, con la temática del agua por delante.
Mención aparte merecen los pabellones de los países y Comunidades autónomas. Oferta variada y plural: desde espacios acondicionados como teterías y tienda de regalos (v.g. Túnez), pasando por la conversión del agua en una especie de mono amaestrado que busca que le lancen algunas monedas para su amo (v.g. Comunidad valenciana), hasta la rectitud, la seriedad y el buen hacer tradicional de Alemania que, como siempre, impresiona con un pabellón original, creativo y atractivo donde podemos ver los avances en el ahorro y reutilización sana del agua (¡pardiez!).

agosto 8, 2008 at 1:22 am 2 comentarios

Habla una mujer

Vivimos en una sociedad de borregos. Jóvenes y dulces merinas o irascibles y testarudas ovejas negras, todas van en rebaño. Se nos da como un valor un raro "individualismo": sé distinto a los demás, ten un estilo. Pero ese estilo toma como referencia el vestir de un modo, el moverse de un modo en el que los otros nos han de servir de referencia, haciendo de la valoración de la masa lo más importante, pero no la integración. Yo te desprecio, pero tú mírame, y cuanto más me mires, más te desprecio, porque eso demuestra que estoy por encima. Tenemos así un sistema en el que las personas se mueven por grandes manadas, co-dependientes, pero que no se comunican, desconfían de los demás, no cambian impresiones y, desde luego, cuesta que se unan para luchar por sus derechos, porque los derechos no son lo más importante y los valores están preestablecidos.

Es curioso. He observado que a la gente le cuesta tanto, tanto, hablar en público... ¿por qué? ¿Qué temen tanto de la masa? Si tienen preguntas, se quedan con la duda; si tienen opiniones, no las comparten. Sólo las transmiten cuando se sienten respaldados por una mayoría, y entonces no las comparten, realmente; las gritan, se pavonean, las dan por ciertas, las imponen. No hay lugar para la autoafirmación, la seguridad en uno mismo o el intercambio de pensamientos . ¿Es éste el individualismo del que presumimos, la democracia de la que nos enorgullecemos?

Pensamiento improvisado
y rescatado

julio 13, 2008 at 11:51 pm Deja un comentario

El otro Pulpop Festival.

image

hace cinco dias

¡hasta siempre!

julio 11, 2008 at 2:40 pm Deja un comentario

Por la interculturalidad

La II Fiesta Intercultural se celebrará en Almería el sábado, 21 de junio en el Palmeral, junto al Paseo Marítimo (Zapillo). Organizada por Andalucía Acoge, en colaboración con el Instituto Andaluz de la Juventud, Cruz Roja Española y varias ONGs se han planeado talleres de pintura, henna, percusión, flamenco, danza oriental y salsa; además de la actividad Meriendas del Mundo, actuaciones, migraciones, actividades de comercio justo, ecología…

Más información en la Dirección Provincial del IAJ en Almería, c/General Tamayo, 23 bajo, 04001, Almería, tfno.: 950 00 66 00.

junio 19, 2008 at 6:31 pm 1 comentario

‘Pa demócrata, yo’

Ante problemas tan prosaicos, crudos e importantísimos a los que nos enfrentamos estos días con esto del petróleo, puede parecer fútil divagar sobre otro tipo de cuestiones que, a simple vista, pueden ser calificadas de tontás. Sin embargo, desde la cómoda y lujosa silla del espectador de la vida, desde la mirada tranquila del licenciado en Humanidades, me atrevo a hablar de metafísica socio-política. Me atrevo a preguntar(me): ¿qué es la democracia? Una pregunta que puede ser osada y dar incluso un poco de vértigo, pero, si hasta el Conde Lequio opina sobre la huelga de transportistas, se abre la veda a cualquier opinión.

Democracia. Una palabra maldita para muchos e idealizada por otros en una contienda apasionante y ejemplar en la España postfranquista. Una palabra con que las grandes personalidades se han llenado la boca, han exaltado las mejores pasiones, nos han transmitido el advenimiento de un mundo mejor; sin embargo, hoy en día es un lugar común, un rumor de cotidianeidad, una imagen que preside la mesa pero que nadie mira.

La principal fuente de inspiración y reflexión para hablar de democracia en estos tiempos es, claro está, la crisis del Partido Popular (o desaceleración pepera, como deseen). Ya sabemos que en España sólo nos preocupamos de algo cuando falla o, directamente, se destruye. Por eso quiero saber de la democracia. Quiero saber dónde queda en este proceso congresual del principal partido de la oposición, el aspirante a dirigir nuestra democracia.
Mariano Rajoy, elegido en su día heredero de Aznar y tras perder dos elecciones generales, será elegido nuevo Presidente del Partido Popular. Pero será una victoria pírrica y, me atrevo a decir, temporal. Si analizamos aquello del liderazgo (uno de los males de la democracia), la figura política de don Mariano no aguanta ni dos embestidas: el líder debe ganarse el respeto y estar firmemente apoyado por la masa. Me temo que Rajoy no reúne actualmente ninguna de las dos características. O quizá sí. Quizá el liderazgo de don Mariano responda a aquel refrán de que “en el país de los ciegos, el tuerto es el rey”. Parece lo más probable viendo la nula iniciativa, la escasez de valentía, la feroz querencia a la posición ganada durante años… la ceguera de democracia en los dirigentes del PP, en definitiva. Una ceguera que se extiende a la mayoría de los partidos políticos y que se ha convertido en la normalidad.
Una ceguera que quieren transmitirnos como normal. Quieren transmitirnos la serenidad de la incomodidad, la benevolencia de las bocas calladas por si al abrirlas se dice alguna verdad, el tan español “mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer”. Porque la democracia implica crisis ( 2. f. “Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales”. DRAE), implica conocimiento, implica apertura de miras, apertura de motivos, de voces; pero nadie quiere la solución, sino que nos contentamos con la tirita insuficiente. Como los malos médicos, el PP prefiere abrir un período de conspiraciones en la sombra para terminar estallando en un cisma que aplicar el engorroso y lento tratamiento adecuado.

La democracia es un cachondeo. No es una frase de Pedro Pacheco, sino lo que cualquiera podría afirmar al oír los chistes, la hilaridad en general de tertulianos profesionales y partidos políticos (valga la redundancia) por el proceso asambleario de Esquerra Republicana de Catalunya en que sus bases han elegido a su Presidente y Secretario General. Toda una revolución. Y todo un síntoma: cuanto mayor es la estructura, menos participación se pide a sus miembros. ¿No debería ser al revés?
La democracia es un problema. Así habrán pensado la mayoría de los demócratas gobernantes de la Unión Europea al ver el no de Irlanda al nuevo Tratado. ¿A quién se le ocurre hacer referéndum?
Toda una lección de democracia. Se admiran los europeos por las primarias en el Partido Demócrata de Estados Unidos. Empezaron cinco candidatos y acabaron dos, recorriéndose miles de kilómetros cada uno, de votación en votación, dando miles de ruedas de prensa, entrevistas, mítines… Agotador, ¿verdad?

Pero, en fin, sigamos con la huelga de transportistas analizada por Alessandro Lequio, el cual, como cualquier persona, tiene el derecho a opinar y quizá en eso radica la democracia.

junio 18, 2008 at 2:11 pm 5 comentarios

Obviedades no tan obvias (un día en la vida del psicólogo comunitario).

” Otros influjos sociales: No se puede pasar por alto en la intervención otras poderosas influencias como el clima social, los medios de masas y los grupos de interés organizados que, como se ha sugerido, pueden llegar a “suplantar” o secuestrar la voluntad de la comunidad.

El clima social actual ( neoliberalismo social , individualismo, competitividad, conformismo, egoísmo ético, debilidad de la solidaridad social y de las filosofías socializantes, etc. ), es poco propicio para la movilización, la cooperación entre actores o el trabajo colectivo. La extendida “mentalidad acreedora” ( “la sociedad” nos “debe” siempre algo; los individuos tenemos multitud de derechos, pero apenas deberes y responsabilidades), genera una actitud reivindicativa en que la queja y la reclamación son la forma preferida de acción social y de relación de los ciudadanos con la política y los sistemas de servicios. Ese exceso de derechos, alimentado por la prosperidad económica y el irresponsable marketing político, por otro lado, parece abocar, al fracaso a los sistemas de protección social occidentales en su forma actual.

Hay que destacar también el papel de filtro de la realidad social de los medios de comunicación de masas y su capacidad para conformar y “construir” tanto cuestiones sociales como sus soluciones y los cauces políticos y técnicos por los que estas deben discurrir. Deben por tanto ser tenidos en cuenta. La existencia de tales oportunidades – con demasiada frecuencia ignoradas por el practicante comunitario- no puede de todos modos cegarnos ni sobre los intereses comerciales o políticos que muchas veces estan detrás de los medios ni sobre la influencia que sobre ellos tienen ciertas élites o grupos de presión. “

junio 16, 2008 at 9:20 am Deja un comentario

Entradas antiguas


POR UN MUNDO DE CHOCOLATE Y ROSAS

Así son las cosas y así se las hemos cantado

espacio en obras

Juega a los famóbiles con…

PLANETALMERÍA------------------------ EL RINCÓN DEL CINÉFILO----------- LA SOCIEDAD DE LAS NUBES-------- LA BACA POP---------------------------- FOROLIBRE ---------------------------- LA DUNA --------------------------------- JUAN CARMONA --------------------- ---------------- YEYE ESPANIS CLUB ----------------- EL BANCO DEL TIEMPO ---------------

Famobil paisano

una cosa mu bonita

Categorías

Calendario famobil

agosto 2017
L M X J V S D
« Jun    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Famobil retrógrado

una cosa mu bonita

Blog Stats

  • 62,193 hits

Famóbiles burgueso-hipotecados

Grandes acontecimientos

Famobil urbanístico